Jueves, 24 de julio de 2014
Virus linfotrópico T humano 1 (HTLV-1), strongyloidiasis y escabiosis: Infecciones y asociaciones a considerar

Autor:
Freites, Azael

Autores secundarios:
No disponible

Propiedad intelectual:
No disponible

Idioma:
No disponible

Pie de imprenta:
No disponible

Resumen y/o nota de contenido:
El virus linfotrópico T humano 1 (HTLV-1) forma parte de la familia Retroviridae, clasificado dentro del género Deltaretrovirus. Este agente infeccioso consiste en partículas esféricas de 100 nm de diámetro aproximadamente, provista de una envoltura lipoproteica que obtiene de las células huésped sobre la cual se implantan proteínas de superficie y transmembrana propias del virión. En su interior se encuentra una cadena simple de ARN en sentido positivo y las enzimas integrasa y transcriptasa reversa formando una nucleocápside icosaédrica (1). El HTLV-1 se ha reportado en todo el mundo y se transmite por contacto sexual, vía transplacentaria, transfusión de hemoderivados y está especialmente relacionado con la lactancia materna. Aunque infecta crónicamente y de forma predilecta a los linfocitos T CD4+, los linfocitos T CD8+ son considerados importantes reservorios (2). Actualmente existe una clasificación de las enfermedades severas asociadas a la infección por HTLV-1, agrupadas en tres categorías: síndromes inflamatorios (paraparesia espástica tropical, uveítis), enfermedades neoplásicas (leucemia/linfoma de células T) e infecciones oportunistas (especialmente hiperinfección por Strongyloides stercoralis y Sarcoptes scabiei), evidenciándose este tipo de complicaciones en menos del 10% de los portadores del virus (3). La strongyloidiasis es una infección parasitaria frecuente en el trópico causada por S. stercoralis. Recientemente se describe que durante la co-infección entre HTLV-1 y Strongyloides, se evidencia una intensa respuesta Th1 y disminución de la Th2, con bajos niveles de IL-4, IL-5, IL-13, IgE y eosinófilos; favoreciendo la diseminación e hiperinfección por este helminto (4). Asimismo existen evidencias de fallas terapéuticas de los fármacos de elección contra S. stercoralis, convirtiéndose de una infección parasitaria controlable a recurrente (5). Estos aspectos hacen importante la búsqueda de este helminto en los pacientes positivos a HTLV-1 y en aquellos casos en que la strongyloidiasis recurrente sea un problema, descartar la co-infección con este retrovirus...

Fuente:

Descriptores:

Descriptores geográficos y cronológicos:
No disponible

Fecha de creación:
No disponible

Tipo de formato:
No disponible

Tipo de Recurso:
No disponible

Relación:
No disponible

Áreas de conocimiento:
No disponible

Visitas:
88

Agregar a Biblioteca Personal
Seleccione una colección a la que enviará este documento
Defina una nueva colección a la que enviará este documento