Jueves, 24 de julio de 2014
Resección transuretral

Autor: Cánovas Ivorra,José Antonio

Objetivo: El papiloma invertido es una rara lesión polipoidea del urotelio, conocida como entidad diferente desde 1963, desde cuando escasamente se han publicado más de 100 casos en la literatura. Aunque su potencial maligno es todavía desconocido, existen varias publicaciones científicas en las que se denota. Métodos: Presentamos dos casos de papiloma invertido y hacemos una detallada revisión de la literatura científica al respecto. Resultados: Ambos pacientes fueron diagnosticados por el servicio de Anatomía Patológica de papiloma invertido, siguiendo controles periódicos posteriores y no apareciendo recidivas en ninguno de los dos casos, a los 24 y 18 meses de seguimiento respectivamente. Conclusiones: La posibilidad de que el papiloma invertido sea una lesión con potencial maligno debe ser en todo caso considerada y sugerimos que los pacientes con este diagnóstico sean sometidos a los exámenes urológicos de seguimiento en cualquier neoplasia vesical.

Autor: Sánchez Zalabardo,J.M.

INTRODUCCIÓN: Describimos una técnica para la resección transuretral (RTU) de próstata combinando el uso de anestesia local con un tubo de Amplatz suprapúbico en pacientes con alto riesgo quirúrgico. MATERIAL Y MÉTODOS: Nuestro estudio comprende 32 pacientes sometidos a RTU de próstata con un tubo de Amplatz suprapúbico de 30 Fr bajo anestesia local. Esta técnica se indicó en aquellos casos con alto riesgo quirúrgico. La edad media fue de 70 años (61-82 años). Evaluamos el riesgo quirúrgico de acuerdo a la clasificación ASA. RESULTADOS: De acuerdo con la clasificación ASA del riesgo quirúrgico, se agrupó a los pacientes en los siguientes grupos: 7 pacientes (21,9%) presentaban ASA III y 25 pacientes (78,1%) ASA IV. En 31 de 32 pacientes la cirugía se completó en una sesión. Interrogados acerca del dolor percibido, 11 pacientes refirieron no haber sentido dolor, 12 pacientes refirieron una molestia leve, y 3 pacientes un dolor esporádico. En los últimos tres pacientes se incrementó la dosis de sedación intravenosa con 0,1 mg/kg de peso corporal de Etomidato. El volumen medio de los fragmentos resecados fue de 47 ml, con un rango ente 18 y 120 ml, excepto en un paciente con un volumen de 205 ml que precisó dos sesiones quirúrgicas. CONCLUSIONES: La resección de próstatas de gran volumen en pacientes con riesgo quirúrgico se puede realizar con un mínimo de confort para el paciente utilizando una combinación de anestesia local y tubo de Amplatz suprapúbico. Este procedimiento es una opción a tener en cuenta como tratamiento alternativo a otros métodos.

Autor: Sánchez de Badajoz,Eduardo

Objetivo: Desde la antigüedad los adelantos en medicina se deben en gran parte a las herramientas utilizadas. Para la cirugía convencional se necesita un instrumental, igual ocurre con la resección transuretral que precisa de un resector, que fue un instrumento muy avanzado para la época en la que se creó. Lo mismo sucede con la ureterorrenoscopia o la nefroscopia. La litotricia extracorpórea surgió gracias a la estrecha colaboración entre ingenieros y urólogos, lo que supuso una auténtica revolución en la medicina. La laparoscopia ha dado lugar a una conmoción si cabe mayor, ya que gran parte de nuestra cirugía ha habido que adaptarla a esta nueva técnica. Métodos: Los grandes avances tecnológicos habidos a principios del siglo XX hicieron pensar que a finales de siglo estos sistemas serían capaces de imitar a la inteligencia humana, pero al intentar fabricar una mente racional se llegó a la conclusión de que conseguir que estos instrumentos tomaran decisiones suponía un desafío monumental inviable hoy en día. Por ello, ya dentro de la Urología, el intento de crear un robot autónomo para la resección transuretral fracasó, porque la complejidad de un procedimiento quirúrgico requiere un estricto y riguroso control por parte del cirujano. Ello dio lugar a los sistemas maestro-esclavo, como el diseñado por nosotros en 1998 para la resección transuretral, que son simples herramientas, infinitamente más seguras que el robot independiente, que facilitan el trabajo del cirujano pero que no lo sustituyen. Resultados/conclusiones: La reiterada polémica de que si los robots van a sustituir al cirujano no tiene sentido, porque de momento son tan sólo simples instrumentos. Los manipuladores existentes hoy en día, al carecer de sensibilidad táctil, tienen una larga curva de aprendizaje. Todo ello hace que por ahora no pocos autores de prestigio desaconsejen su uso. Sin embargo nosotros estamos convencidos de que, antes de que lo imaginemos, lo queramos o no, los robots en cirugía serán instrumentos obligados e imprescindibles y de que su uso se habrá generalizado.

Autor: Menéndez López,V.

OBJETIVO: El objetivo del estudio es determinar, mediante un ensayo clínico aleatorio controlado, si se produce algún aumento en el número de bacteriurias postoperatorias de un grupo de pacientes sometidos a cirugía urológica endoscópica, a los que no se rasura la región púbica (práctica inhabitual en la preparación quirúrgica actual). MATERIAL Y MÉTODO: El estudio se realizó distribuyendo a los pacientes que iban a ser intervenidos mediante cirugía urológica endoscópica de forma aleatoria en dos grupos. A un grupo se le rasuró la región púbica, según las técnicas habituales, mientras que al otro grupo no se le rasuró dicha región; el resto de la preparación fue igual para ambos grupos. Se recogieron muestras de orina para su cultivo antes de la administración del antibiótico profiláctico y se volvieron a tomar a la semana de retirar la sonda vesical, ya sin tratamiento antibiótico. Se prestó especial atención a las incidencias del postoperatorio, sobre todo, a las de naturaleza infecciosa. RESULTADOS: Se incluyeron un total de 449 pacientes, de los cuales 149 fueron retirados del estudio por diferentes causas. De estos, 149 fueron rasurados y 151 no lo fueron. En el grupo de pacientes no rasurados se observó una tasa de bacteriuria postoperatoria del 19,5%, mientras que en el otro grupo fue del 16,6%, no observándose diferencias estadísticamente significativas. CONCLUSIÓN: La conclusión a la que se llegó es que no se produce un aumento de bacteriurias postoperatorias en los pacientes sometidos a cirugía urológica endoscópica, a los que no se les rasura la región púbica, en comparación con el grupo de pacientes que son rasurados con cuchillas desechables.

Autor: Cánovas Ivorra,José Antonio

Objetivo: Los tumores mesoteliales primarios de la vejiga son entidades raras, y de entre ellos el más frecuente es el leiomioma vesical, que puede crecer sin apenas manifestaciones clínicas o muy inespecíficas. Métodos: Presentamos el caso de un leiomioma vesical en dos pacientes y la revisión de la literatura. Resultados: El tratamiento fue mediante una resección transuretral, la evolución excelente y el seguimiento en consultas externas tras más de 5 años sin incidencias. Conclusiones: El abordaje quirúrgico sigue siendo la mejor solución, de fácil ejecución y con un porcentaje escaso de complicaciones. El pronóstico es bueno en cualquier caso y las recidivas son anecdóticas.

Autor: Valdivia Uría,José Gabriel

OBJETIVO: Demostrar objetivamente las ventajas que reporta el uso de la R.T.U.P. con solución salina (logro posible gracias al desarrollo tecnológico de los los nuevos generadores de corrientes de alta frecuencia), pero que curiosamente ha sido recibida por los urólogos con cierto escepticismo. MÉTODOS: A un primer grupo de 51 pacientes (grupo A) se les sometió a R.T.U.P., a baja presión hidráulica, con un sistema bipolar por pulsos (Gyrus Plasmakinetic, con asa large loop) y empleando suero fisiológico como líquido irrigante. A un segundo grupo, de 49 pacientes se les practicó una R.T.U.P., a baja presión hidráulica, con un sistema monopolar convencional (Erbe 350) y empleando solución de glicina con etanol como líquido irrigante. RESULTADOS: En el primer grupo de pacientes se obtuvo un mejor rendimiento quirúrgico y menor grado de hemorragia. No se produjeron complicaciones intraoperatorias en ambos grupos. Solo se registró un caso de hemorragia tardía al mes de la intervención en un paciente del grupo A. CONCLUSIONES: La R.T.U. bipolar por pulsos, tiene una mínima inercia térmica en profundidad, es capaz de hemostasiar los vasos por desecación en vez de carbonización, dispone de una calidad de corte extremadamente preciso, no provoca estímulo neuromuscular y hace posible el uso de una solución salina como medio de irrigación. Todo ello se traduce en un menor daño tisular, nulo riesgo de secuelas por fugas de corriente, una técnica más depurada, un menor riesgo de perforaciones accidentales, y la posibilidad de duplicar o triplicar sin riesgo el tiempo quirúrgico, especialmente si se trabaja con baja presión hidráulica.

Autor: Tarrass,Faissal

Objetivo: Las complicaciones de la resección transuretral de próstata (RTUP) relacionadas con la hipotonía y la hipervolemia fueron descritas bien en la literatura. La insuficiencia renal aguda, es una forma de presentación clínica que puede surgir en el curso de la resección transuretral de próstata, y que fue poco discutida. Métodos. Presentamos un caso de insuficiencia renal aguda oligúrica como importante complicación después de la RTUP, con una discusión de un posible mecanismo para el desorden. Resultados. En nuestro paciente, el mecanismo por el cual se produjo el fallo renal no está claro, aunque posiblemente fuese debido a una hemólisis. Otros factores etiológicos, tales como la alteración hemodinámica, hipotensión, o rabdomiolisis fueron implicadas en base a los datos analíticos. Conclusiones. Creemos que una evaluación detallada en el transcurso de una RTUP, pueden ayudar a minimizar la incidencia y prevenir esta anormalidad.

Autor: Hernández Castrillo,A.

Los tumores vesicales son raros durante la gestación. Presentamos dos casos, en ambos la sintomatología inicial fue hematuria macroscópica, aunque uno de ellos fue inicialmente confundido como sangrado vaginal. Las pacientes tenían una edad de 41 y 27 años, con una edad gestacional de 26 y 18 semanas respectivamente. Los diagnósticos fueron hechos con cistoscopia y ecografía. Se utilizaron agentes tocolíticos. Se practicó resección transuretral de ambos tumores, empleándose una anestesia raquídea. No hubo efectos adversos sobre la gestación. El diagnóstico anatomopatológico fue papiloma invertido en el primer caso y neoplasia urotelial papilar de bajo potencial maligno en el segundo. Se revisa la literatura.