Martes, 29 de julio de 2014
Thrips palmi

Autor: RODRIGUEZ,ISAURA

El trips del melon, Thrips palmi Karny, ha alcanzado gran importancia economica en habichuela, frijol, berenjena y pepino, entre otros cultivos, desde que se registro su presencia en Colombia, lo cual ha desencadenado el uso indiscriminado de insecticidas para su manejo. Con el fin de medir periodicamente los cambios en la susceptibilidad del insecto a algunos productos eficientes para su control, se establecieron las lineas base, los valores CL50 y CL90y las dosis diagnostico para imidacloprid, spinosad y carbosulfan sobre adultos de una poblacion de T. palmi susceptible mantenida en CIAT desde 1997. El imidacloprid se evaluo como insecticida sistemico por inmersion de hojas con peciolos en las soluciones del insecticida y colocacion del follaje, asi tratado, en cajas de petri con agar. Los insecticidas spinosad y carbosulfan se evaluaron como insecticidas de contacto usando la tecnica de inmersion de follaje. Los discos de follaje tratados se colocaron en cajas de petri con agar. Las dosis diagnostico fueron 1.000 ppm (imidacloprid), 2.000 ppm (spinosad) y 2.000 ppm (carbosulfan). Estas se usaron para medir periodicamente la resistencia a insecticidas en campo en cinco zonas del Valle del Cauca caracterizadas por excesivo uso de plaguicidas para el control de T. palmi. No se encontraron evidencias de resistencia a los insecticidas evaluados. Sin embargo, se recomienda realizar las mediciones periodicamente para detectar cambios de la resistencia en el tiempo.

Autor: Cermeli,M.

Un nuevo ensayo efectuado en el verano de 1993 en Santa Cruz de Aragua, estado Aragua para el control de Thrips palmi Karny en caraota se utilizaron los siguientes productos químicos: avermectina (Vertimec 1.8 CE) 1 L/ha, cartap (Padan 50% PS) 2 kg/ha, diflubenzuron + aceite parafinico (Dimilin 25% PM + SafTSide 80%) 1 kg+7 L/ha, flufenoxuron (Cascade 100 CE) 1 L/ha, fenobcarb (Osbac 50% CE) 1,5 L/ha, imidacloprid (Confidor 350 CS) 0,75 L/ha, isazofos (Miral 500 CS) 2 L/ha, piriproxifen (Admiral 10% CE) 1 L/ha y propetanfos (Blotic 35% CE) 1 L/ha. Se efectuaron cuatro tratamientos y cinco evaluaciones, una previa y siete días después de cada aplicación. En el control de ninfas los productos con mayor eficacia fueron imidacloprid con 85,97%, avermectina 74,74%, piriproxifen con 69,57%, cartap con 57,16%, flufenoxuron con 51,36%, diflubenzuron+aceite 24,70%, fenobcarb, isazofos y propetanfos presentaron poblaciones mayores al testigo. Resultados semejantes se observaron con el control de adultos pero con menor eficacia, avermectina con 50,21%, piriproxifen con 45,05%, flufenoxuron 24,45%, cartap con 22,73% e imidacloprid con 8,59%, diflubenzuron+aceite 2,61%, fenobcarb, isazofos y propetanfos presentaron poblaciones mayores al testigo.

Autor: RODRIGUEZ,ISAURA

El trips del melon, Thrips palmi Karny, ha alcanzado gran importancia economica en habichuela, frijol, berenjena y pepino, entre otros cultivos, desde que se registro su presencia en Colombia, lo cual ha desencadenado el uso indiscriminado de insecticidas para su manejo. Con el fin de medir periodicamente los cambios en la susceptibilidad del insecto a algunos productos eficientes para su control, se establecieron las lineas base, los valores CL50 y CL90y las dosis diagnostico para imidacloprid, spinosad y carbosulfan sobre adultos de una poblacion de T. palmi susceptible mantenida en CIAT desde 1997. El imidacloprid se evaluo como insecticida sistemico por inmersion de hojas con peciolos en las soluciones del insecticida y colocacion del follaje, asi tratado, en cajas de petri con agar. Los insecticidas spinosad y carbosulfan se evaluaron como insecticidas de contacto usando la tecnica de inmersion de follaje. Los discos de follaje tratados se colocaron en cajas de petri con agar. Las dosis diagnostico fueron 1.000 ppm (imidacloprid), 2.000 ppm (spinosad) y 2.000 ppm (carbosulfan). Estas se usaron para medir periodicamente la resistencia a insecticidas en campo en cinco zonas del Valle del Cauca caracterizadas por excesivo uso de plaguicidas para el control de T. palmi. No se encontraron evidencias de resistencia a los insecticidas evaluados. Sin embargo, se recomienda realizar las mediciones periodicamente para detectar cambios de la resistencia en el tiempo.