Sábado, 2 de agosto de 2014
Traqueotomía

Autor: Passos da Rocha,F.

La fístula traqueocutánea y la retracción cicatricial son las complicaciones postraqueotomía más frecuentes. El objetivo del presente trabajo es el presentar una técnica quirúrgica de fácil ejecución para la reparación de los defectos estéticos y funcionales creados por estas patologías. Presentamos el caso de un varón de 61 años que había sufrido traqueotomía. Tras la decanulación, la cicatrización cursó con retracción, adherencia a planos profundos y aparición de fístula traqueocutánea. El cierre de la fístula se hizo reparando el defecto funcional mediante la técnica de rotación de colgajos dermograsos en "hoja de libro", logrando el cierre del área de retracción y reparando el defecto estético. La retracción cutáneo-hipodérmica es un defecto inestético, incómodo y estigmatizante. Las fístulas traqueocutáneas con escape de aire son desagradables tanto desde el punto de vista funcional como estético. El método que presentamos logró corregir la fístula y la depresión provocada por la traqueotomía mediante un procedimiento simple, rápido y efectivo. Este método evita las dificultades encontradas en otras técnicas y garantiza la corrección funcional y estética empleando un método simple con baja morbilidad.

Autor: Villalaín Álvarez,L.

Introducción. La traqueotomía temporal electiva se emplea con frecuencia en intervenciones realizadas en el territorio cervicofacial. El colgajo de pared traqueal anterior de base inferior (colgajo de Björk) facilita el cambio de cánula en el periodo postoperatorio. Caso clínico. Paciente intervenido de un cáncer oral al que tras haberse cerrado el traqueostoma se le descubrió de forma casual un hilo de sutura en la luz traqueal. Dada la dificultad de su retirada por vía endoscópica y ausencia de sintomatología, se decidió no retirarlo. Discusión. La traqueotomía electiva en oncología cervicofacial asegura la vía aérea, pero presenta también complicaciones. Es muy importante un adecuado manejo del traqueostoma, independientemente de que se elija un cierre primario o secundario del mismo.

Autor: Marruecos-Sant,L.

Objetivo. Revisar y comparar las complicaciones de las traqueotomías percutáneas (TP) y las coniotomías por disección (CT) como métodos de canulación subglótica de la vía aérea. Diseño. Estudio prospectivo y observacional, desde octubre de 2004 a octubre de 2006 y seguimiento de la evolución hasta mayo de 2007. Ámbito. Servicio de medicina intensiva (SMI) de un hospital universitario. Pacientes. 82 pacientes a los que se realizó canulación subglótica mediante TP (42 casos) o CT (39 casos). Variables de interés. Motivo para la canulación subglótica, datos demograficos, gravedad, días de hospitalización en el SMI, días de intubación orotraqueal (IOT), problemas inmediatos y tardíos, evolución. Resultados. Fueron canulados por ventilación prolongada 62 (76%) pacientes y por depresión neurológica, el resto. No hubo diferencias entre TP y CT en el sexo, la gravedad de la enfermedad medida por APACHE II, los días de estancia en SMI y los días de IOT previos a la realización de la canulación subglótica. Los pacientes del grupo CT tuvieron más edad (68 ± 9 frente a 54 ± 15 años; p < 0,001). Hubo 5 pacientes en el grupo TP con problemas leves (3 por angulación del fiador y 2 por punción traqueal lateral). Hubo 1 caso en el grupo CT con dificultad en la ventilación pulmonar durante el procedimiento. No hubo ningún fallecimiento relacionado con la TP o la CT. Fueron descanulados 34 pacientes; en 8 casos (6 TP y 2 CT) se objetivaron lesiones leves sin repercusión clínica. Se produjo un granuloma subglótico de forma tardía en un paciente con CT. Conclusiones. En nuestra experiencia la CT es una alternativa a la TP cuando ésta no está indicada.

Autor: Gandía-Martínez,F.

Objetivos. Analizar el momento más adecuado para la realización de la traqueotomía en enfermos neurocríticos, comparando en una población seleccionada de pacientes las diferencias de morbimortalidad y consumo de recursos entre el grupo en que se realizó la traqueotomía precozmente (<9 días) y aquéllos en los que fue más tardía (>9 días). Material y métodos. Estudio prospectivo y observacional en una población de pacientes con diagnóstico de traumatismo craneoencefálico (TCE) o accidente cerebrovascular (ACVA) que precisaron traqueotomía durante su ingreso en UCI. Se compararon los datos en dos grupos de pacientes: a) traqueotomía precoz (TP) en los primeros 9 días; b) traqueotomía tardía (TT) a partir del 10º día. Variables estudiadas: datos demográficos, gravedad al ingreso, procedencia, diagnóstico, duración de la intubación orotraqueal (IOT) y de la ventilación mecánica (VM), necesidades de sedación y de antibioterapia, frecuencia de neumonía asociada a ventilación mecánica (NAV), duración de la estancia y mortalidad. Se calculó el riesgo relativo de padecer neumonía y un modelo de regresión logística multivariante para determinar los factores asociados al desarrollo de neumonía. Significación estadística para una p<0.05. Resultados. Se estudiaron 118 pacientes, 60% con TCE. La media de IOT previa a la traqueotomía (TRQ) fue de 12 días y la duración de la VM de 20 días. Se diagnosticaron 94 episodios de NAV en 81 pacientes (68.6%). El grupo de TP muestra menor duración de la VM, de la sedación, de la antibioterapia y de la estancia en UCI, con menor incidencia de neumonía (p<0.001). La precocidad de la TRQ no influyó en la duración de la estancia hospitalaria (p=0.844), ni en la mortalidad en UCI (p=0.924), ni en la hospitalaria (p=0.754). La media de edad fue menor en el grupo con TCE (p<0.001), además la TRQ se realiza más tarde (p=0.026) y requieren más días de sedación (p=0.001) y de tratamiento antibiótico (p=0.002). Los factores independientemente asociados con el desarrollo de neumonía fueron los días de IOT (p=0.034, OR 1.177) y los días de estancia en UCI (p=0.003, OR 1.100). El riesgo relativo de padecer neumonía si la TRQ se realiza después de 9 días es 1.55 mayor (IC 95%: 1.10-2.16). Número necesario de pacientes a tratar (NNT) para que la TRQ precoz evite un episodio de neumonía: 3.13. La presencia de NAV no se asocia con una mayor mortalidad en UCI (p=0.558) ni hospitalaria (p=0.370). Conclusiones. La traqueotomía precoz (<9 días) en los enfermos neurocríticos aporta ventajas apreciables, acortando los días de ventilación mecánica y de estancia en UCI, con menores requerimientos de sedación y de antibioterapia. Aunque la TRQ más tardía no se relaciona directamente con la mortalidad, se eleva considerablemente el riesgo de padecer neumonía, de manera especial en pacientes con TCE. Estas circunstancias clínicas deben valorarse individualmente en cada caso a fin de establecer el momento más adecuado para practicar la TRQ en los pacientes neurocríticos.