Viernes, 1 de agosto de 2014
cromosomas

Autor: FORMAS,J. RAMÓN

Análisis comparativos que incluyen: morfología externa de adultos y larvas, osteología, cromosomas y secuencias del gen mitocondrial citocromo b muestran que la rana austral chilena Eupsophus coppingeri (Günther 1881) es una especie del género Alsodes que debe nominarse Alsodes coppingeri (Günther 1881) nueva combinación. Basados en el holotipo y nuevos especímenes recolectados en la localidad típica, el taxón es redescrito y comparado con otros taxa congenéricos. Se discute la sinonimia entre Alsodes montícola y A. coppingeri

Autor: Arias-Rodriguez,Lenin

El cariotipo de Plicopurpura pansa y P. columellaris fue determinado a partir de 17 y 13 especímenes adultos respectivamente. Adicionalmente, se utilizaron ocho cápsulas de P. pansa. Contamos 186 campos mitóticos en P. pansa: 59 en los adultos y 127 en los embriones; y 118 campos en P. columellaris. En ambas especies se observaron números cromosómicos desde 30 hasta 42. Las variaciones en número cromosómico fueron identificadas en cada individuo, no habiendo ninguna relación con los tejidos (branquias, músculo y estómago) empleados. El número modal diploide típico fue de 2n=36 cromosomas en ambas especies. En los especímenes adultos seleccionamos cinco de las mejores dispersiones cromosómicas para armar el cariotipo. Calculamos los estadísticos citogenéticos clásicos, longitudes relativas, proporción de brazos, índice centromérico y la diferencia entre brazos. Identificamos en ambas especies tres pares de cromosomas metacéntricos y quince pares de cromosomas telocéntricos. Esta clasificación no fue suficientemente robusta, por lo que dividimos el complemento cromosómico de cada especie en cuatro grupos ("a", "b", "c" y "d") utilizando como criterio las longitudes relativas (p+q). Hubo diferencias significativas entre grupos cromosómicos por especie y entre especies, los tres primeros pares de cromosomas (grupo "a" birrámeos) y los dos últimos pares (grupo "d" monorrámeos menores) (análisis de varianza de dos vías, p<0.05). Las desviaciones en número cromosómico y en las longitudes relativas, posiblemente se deban a reorganizaciones cromosómicos asociadas con el polimorfismo cromosómico y presencia de microcromosomas tipo "B". El número fundamental en ambas especies se caracterizó por 42 brazos cromosómicos. No identificamos cromosomas sexuales.

Autor: FORMAS,J. RAMÓN

Análisis comparativos que incluyen: morfología externa de adultos y larvas, osteología, cromosomas y secuencias del gen mitocondrial citocromo b muestran que la rana austral chilena Eupsophus coppingeri (Günther 1881) es una especie del género Alsodes que debe nominarse Alsodes coppingeri (Günther 1881) nueva combinación. Basados en el holotipo y nuevos especímenes recolectados en la localidad típica, el taxón es redescrito y comparado con otros taxa congenéricos. Se discute la sinonimia entre Alsodes montícola y A. coppingeri

Autor: SPOTORNO,ANGEL E

La tribu Phyllotini es un grupo avanzado de 46 especies endémicas entre los Muridae de América del Sur que, estando adaptado a sus ambientes xéricos, parece haber tenido el Altiplano Sur como área de diferenciación original (Reig 1986). Esta hipótesis es puesta a prueba examinando la distribución geográfica y los datos citogenéticos de 35 especies, incluyendo la descripción de bandas G de Andinomys edax y Euneomys chinchilloides y su comparación con Phyllotis, bandas AgNOR y FISH para ADNr en siete especies, así como datos de electroforesis de proteínas (118 electroalelos en 12 especies) y de secuencias del gen para citocromo b en el ADNmt (407 pb en 14 especies). Todos los cariotipos resultaron cromosómicamente distintos, excepto dos en los que no se contó con bandas G. Se encontró una asociación general entre distribución altiplánica de las especies con estados de caracteres ancestrales (cromosomas telocéntricos, 2n altos, posiciones basales en las filogenias basadas en proteínas y secuencias de citocromo b), así como entre distribución no altiplánica y estados derivados. Se documentan aquí distintas combinaciones de brazos cromosómicos tipo Andinomys que se fusionarían para formar cromosomas metacéntricos en Euneomys y Phyllotis, y también una disminución del número de NORes estructurales en Auliscomys respecto de Loxodontomys, rasgos derivados que demuestran una diversificación hacia el sur y otra hacia el norte respectivamente, desde un centro en el Altiplano Sur

Autor: Llambí,S

Los sitios frágiles comunes se definen como regiones del cromosoma eucariota con tendencia a sufrir fracturas o quiebres frente a sustancias inductoras adicionadas al medio de cultivo linfocitario como la 5’azacitidina. Actualmente en humanos y animales domésticos las regiones de fragilidad cromosómica han sido correlacionadas con heredopatologías diversas (síndrome de retardo mental, paraqueratosis hereditaria, síndrome de calvicie en terneros, alteraciones de la fertilidad). En bovinos de la raza Holando-Uruguaya ha sido descrita la presencia de un sitio frágil en el cromosoma sexual X (FRA Xq 3.1) con manifestación espontánea en cultivos linfocitarios. En la presente comunicación se analiza la respuesta de fragilidad cromosómica en cultivos linfocitarios de una hembra bovina (raza Holando-Uruguaya), sometidos a la inducción de 5’azacitidina. Se contabilizan regiones de fragilidad a nivel autosómico y en el cromosoma sexual X.

Autor: Gisbert Domenech, Maria Carmen

En esta presentación se muestra la utilización del citómetro de flujo para analizar la ploidía en plantas. En la introducción se definen conceptos relacionados y se comenta la importancia de su análisis. Como ejemplo para presentar la metodología se analizan plantas regeneradas a partir de cultivo in vitro de anteras, técnica de gran importancia en mejora vegetal muy utilizada para la obtención de plantas haploides. También en esta presentación se comentan los fundamentos de la citómetría de flujo.

Autor: Arias-Rodríguez,Lenin

El cariotipo del pejelagarto Atractosteus tropicus se describe por medio de tinción Giemsa de 295 preparaciones cromosómicas en mitosis a partir de 120 larvas y 15 adultos (5 hembras y diez machos) de la población que habita en Tabasco, sureste de México. El número diploide 2n=56 cromosomas se dio en 281 dispersiones cromosómicas de un total de 445 muestras, de ellas 73 dispersiones provinieron de 206 metafases larvales, y 208 dispersiones de 239 metafases de adultos. Se observó variación en el número de cromosomas desde 46 hasta 64 elementos cromosómicos (larvas). Las metafases con 58 cromosomas fueron el segundo valor más abundante, después del número diploide 2n=56 (35%). En los adultos esa variación no fue relevante. Esta variación cromosómica se relaciona con microcromosomas móviles. El cariotipo se determinó de seis dispersiones cromosómicas bien definidas de tres hembras y tres machos; y el cariotipo promedio se integró de ocho pares de cromosomas metacéntricos (m), cuatro pares de cromosomas submetacéntricos (sm), ocho pares de telocéntricos (t), y ocho pares de microcromosomas telocéntricos (*t) El número fundamental observado en el cariotipo típico promedio fue NF = 80 brazos cromosómicos. No se detectaron diferencias sexuales.

Autor: David López,Diana

La sabaleta Brycon henni, es un pez nativo del occidente colombiano importante para la seguridad alimentaria de las poblaciones ribereñas y para la pesca deportiva por sus característica combativas. El desarrollarse entre los 18 y 28ºC la convierte en una especie de cultivo promisoria. Un estudio citogenético a partir de células branquiales indicó diferentes complementos cromosómicos. Este trabajo aplicó la técnica de cultivo de linfocitos a muestras de sangre de adultos. Las muestras de sangre total fueron sembradas en 4 ml de medio de cultivo Ham-F12, suplementado con 0.5 ml de Suero Fetal Bovino y 0.7 ml del mitógeno Fitohemaglutinina M (Gibco®) durante 96 hr a 28ºC; 1.5 hr antes de la cosecha agregamos 100µl de Colcemid al 10% como factor antimitótico. Cada cultivo se incubó con 10 ml de solución hipotónica KCl 0.56% por 24 min a 37ºC, para continuar con tres fijaciones sucesivas, centrifugaciones y tinción Giemsa al 5%. Las mejores metafases fueron fotografiadas en microscopio, correspondientes a 6 machos y 8 hembras, indicando un número diploide de 50 cromosomas, clasificados en Metacéntricos (26M), Submetacéntricos (16SM) y Subtelocéntricos (8ST), para un número fundamental (NF) de 100 brazos. La tendencia evolutiva hallada fue de tipo B; no se encontraron cromosomas supernumerarios pero sí un primer par de cromosomas metacéntricos grandes, considerado marcador para el género Brycon, no determinante de heteromorfismo sexual. Estos resultados coinciden con los demás bricónidos investigados, en donde se podría considerar un ancestro común con un número cromosómico básico y cariotipos simétricos.

Autor: Llambí,S

Los sitios frágiles comunes se definen como regiones del cromosoma eucariota con tendencia a sufrir fracturas o quiebres frente a sustancias inductoras adicionadas al medio de cultivo linfocitario como la 5’azacitidina. Actualmente en humanos y animales domésticos las regiones de fragilidad cromosómica han sido correlacionadas con heredopatologías diversas (síndrome de retardo mental, paraqueratosis hereditaria, síndrome de calvicie en terneros, alteraciones de la fertilidad). En bovinos de la raza Holando-Uruguaya ha sido descrita la presencia de un sitio frágil en el cromosoma sexual X (FRA Xq 3.1) con manifestación espontánea en cultivos linfocitarios. En la presente comunicación se analiza la respuesta de fragilidad cromosómica en cultivos linfocitarios de una hembra bovina (raza Holando-Uruguaya), sometidos a la inducción de 5’azacitidina. Se contabilizan regiones de fragilidad a nivel autosómico y en el cromosoma sexual X.

Autor: Ann López,Ellie

En los últimos años se ha registrado una disminución importante en el número de individuos de la tortuga marina Caretta caretta anidantes en el Caribe colombiano, situación que pone en evidencia la posibilidad de su extinción a mediano plazo. Por esto, es necesario implementar planes para su manejo y conservación. En este estudio se determinaron los requerimientos del cultivo de linfocitos de Caretta caretta para la obtención de cariotipos que permitan la identificación citogenética, el estudio inmunológico y toxicológico de individuos sin necesidad de sacrificarlos. Se muestrearon 47 individuos de C. caretta de Santa Marta, Colombia obteniendo sangre periférica con la que se realizaron ensayos de las diferentes variables hasta obtener las condiciones óptimas para el cultivo convencional de linfocitos. El cariotipo obtenido presentó 56 cromosomas: 32 macrocromosomas y 24 microcromosomas. El ideograma mostró que C. caretta tiene cuatro grupos de cromosomas: el grupo A compuesto por doce (12) pares de cromosomas de mayor tamaño. El Grupo B compuesto por cuatro (4) pares de cromosomas medianos y pequeños y el Grupo C conformado por 12 pares de microcromosomas. No se observaron cromosomas sexuales. Estos resultados están en desacuerdo con el cariotipo descrito por Kamesaki (1989), debido posiblemente a que las muestras analizadas en ese estudio fueron colectadas en el Océano Pacifico (Japón). El presente estudio es el primero realizado con tortugas del Océano Atlántico que cuenta con la descripción completa de la morfología cromosómica. Es posible, que una de las estrategias adaptativas de esta especie sea el intercambio genético con otras especies de la familia, que produce individuos híbridos viables. En este aspecto se ha descrito la hibridación de tortugas Caretta caretta con Eretmochelys imbricata, Chelonia mydas y Lepidochelys kempii, esto sugiere la posibilidad que los individuos caracterizados en este estudio sean híbridos viables de C. caretta, por lo tanto, se hace necesario realizar estudios a nivel molecular.

Autor: IMERY BUIZA,José

El objetivo del presente trabajo es verificar la existencia de anormalidades cromosómicas asociadas a la baja fertilidad del polen en Aloe vera. El estudio se realizó a partir del aplastamiento de anteras inmaduras fijadas en etanol-acético y coloreadas con orceína. La viabilidad del polen se determinó en microcultivos de agar y sacarosa. Las anormalidades más frecuentes en meiosis I fueron: quiasmas persistentes entre homólogos grandes y desplazamiento precoz de cromosomas pequeños, uno o más puentes dicéntricos solitarios o acompañados con fragmentos acéntricos. En meiosis II, se observó la presencia ocasional de puentes y fragmentos, además de microsporas adicionales en la etapa de tétradas. Rupturas cromosómicas, errores de entrecruzamiento e inversión paracéntrica heterocigótica entre homólogos de mayor tamaño se discuten como posibles causas de las irregularidades meióticas observadas.

Autor: IMERY BUIZA,José

Se compararon las características cromosómicas de cinco especies de Aloe. Las observaciones cariológicas se realizaron a partir de meristemas radicales tratados con colchicina y preparados según la metodología usual. Los análisis de varianza, pruebas de promedios MDS y distancias euclidianas, basados en el tamaño de los cromosomas, longitud de sus brazos (l y s) e índice r (l/s), permitieron reconocer diferencias significativas entre especies y la conformación de agrupaciones entre A. arborescens y A. succotrina, seguida por A. vera y la separación de A. chinensis y A. saponaria como un grupo aparte. Adicionalmente, se observaron diferencias en la asimetría cariotípica y en el número y posición de constricciones secundarias. Se discute la variabilidad cariotípica interespecífica en función de posibles reordenamientos cromosómicos.

Autor: Llambí,Silvia

La azacitidina (5-azaC) es una sustancia que actúa inhibiendo la metilación del ADN, es utilizada en experiencias de clonación, transgénesis por transferencia nuclear y estudios de fragilidad cromosómica. Se ha observado la manifestación de diversas patologías en animales domésticos nacidos de experiencias de clonación. Ellas estarían asociadas a una inexacta reprogramación nuclear relacionada con fenómenos epigenéticos de metilación del ADN. En el presente trabajo se realizó una curva de inducción con diferentes concentraciones finales de 5-azaC (0 uM, 5 uM, 10 uM, 20 uM, 50 uM y 70 uM) con el objetivo de estudiar los efectos sobre la estructura cromosómica en cultivos linfocitarios bovinos. Se utilizó la técnica de macrocultivo para análisis cromosómico a partir de sangre de un bovino macho (Bos taurus, Holstein Friesian). Se analizó un total de 50 placas metafásicas por tubo de cultivo y se encontraron diferencias significativas (p<0.01) en cuanto a las fracturas del cromosoma X en el cultivo control frente al cultivo con mayor concentración de 5-azaC. El cromosoma Y no presentó fracturas. En los cultivos con concentraciones de 50 uM y 70 uM se observó descondensación cromosómica (12% y 16%) y fracturas centroméricas en autosomas (2% y 4%).

Autor: Arias-Rodriguez,Lenin

Para contribuir con el ordenamiento de las especies de la familia Cichlidae, se realizó el estudio citogenético de la mojarra pinta Parachromis managuensis. Fueron utilizados veintiún organismos, ocho machos y trece hembras,colectados en Villahermosa, Tabasco, México. Los especímenes se procesaron por técnicas citogenéticas convencionales (con ligeras modificaciones). Se obtuvieron campos mitóticos y meióticos de buena calidad, de los que fueron seleccionados catorce cariotipos para ser analizados merística y estadísticamente. Los especímenes presentaron número modal diploide de 2n=48 cromosomas, similar al reportado para otros cíclidos neotropicales. Cinco pares fueron cromosomas metacéntricos-submetacéntricos (birrámeos) y 19 pares cromosomas subtelocéntricos-telocéntricos (monorrámeos),con número fundamental (NF) de 58 brazos.El número haploide se ratificó por conteo de campos meióticos en metafase I. Los campos mitóticos observados y los cariotipos de machos y hembras no presentaron evidencias heteromórficas para identificar cromosomas sexuales.

Autor: MARÍN,JUAN C

Existen cuatro especies de camélidos sudamericanos, dos de ellos silvestres, guanaco (Lama guanicoe) y vicuña (Vicugna vicugna), y dos formas domésticas, alpaca (Lama pacos) y llama (Lama glama), cuyo origen ha sido objeto de debate. En el presente estudio la variación en el patrón de bandas G de los cromosomas de llamas y alpacas y la secuencia de dos genes mitocondriales han sido usados para estudiar el origen y la clasificación de llamas y alpacas. Patrones de bandas cromosómicas similares fueron observados en las cuatro especies de Lamini, incluso similares a los descritos para camello, Camelus bactrianus. Sin embargo, se encontraron finas y consistentes diferencias en los brazos cortos del cromosoma 1, permitiendo separar a camellos, guanacos y llamas, de las de vicuñas y alpacas. Este patrón fue consistente incluso en un híbrido guanaco x alpaca. Relaciones equivalentes fueron encontradas en las secuencias completas del gen para citocromo b, así como en el árbol de expansión mínima de las secuencias parciales de la región control, agrupando a guanacos con llamas y a vicuñas con alpacas. Los análisis filogenéticos mostraron a V. vicugna y a L. guanicoe como grupos recíprocamente monofHéticos. El análisis de las secuencias de ambos genes mostró dos ciados entre las vicuñas, concordantes con las subespecies reconocidas para esta especie, pero los resultados obtenidos para guanacos no reflejaron la existencia de las cuatro subespecies previamente propuestas. El análisis combinado de variaciones cromosómicas y moleculares demostraron una alta similitud genética entre alpacas y vicuñas, así como entre llamas y guanacos. Aunque se revela hibridización direccional, nuestros resultados apoyan fuertemente la hipótesis de que la llama se deriva de L. guanicoe, y la alpaca de V. vicugna, apoyando la reclasificación de la alpaca como V. pacos

Autor: Arias-Rodríguez,Lenin

El cariotipo del pejelagarto Atractosteus tropicus se describe por medio de tinción Giemsa de 295 preparaciones cromosómicas en mitosis a partir de 120 larvas y 15 adultos (5 hembras y diez machos) de la población que habita en Tabasco, sureste de México. El número diploide 2n=56 cromosomas se dio en 281 dispersiones cromosómicas de un total de 445 muestras, de ellas 73 dispersiones provinieron de 206 metafases larvales, y 208 dispersiones de 239 metafases de adultos. Se observó variación en el número de cromosomas desde 46 hasta 64 elementos cromosómicos (larvas). Las metafases con 58 cromosomas fueron el segundo valor más abundante, después del número diploide 2n=56 (35%). En los adultos esa variación no fue relevante. Esta variación cromosómica se relaciona con microcromosomas móviles. El cariotipo se determinó de seis dispersiones cromosómicas bien definidas de tres hembras y tres machos; y el cariotipo promedio se integró de ocho pares de cromosomas metacéntricos (m), cuatro pares de cromosomas submetacéntricos (sm), ocho pares de telocéntricos (t), y ocho pares de microcromosomas telocéntricos (*t) El número fundamental observado en el cariotipo típico promedio fue NF = 80 brazos cromosómicos. No se detectaron diferencias sexuales.

Autor: IMERY BUIZA,José

Se compararon las características cromosómicas de cinco especies de Aloe. Las observaciones cariológicas se realizaron a partir de meristemas radicales tratados con colchicina y preparados según la metodología usual. Los análisis de varianza, pruebas de promedios MDS y distancias euclidianas, basados en el tamaño de los cromosomas, longitud de sus brazos (l y s) e índice r (l/s), permitieron reconocer diferencias significativas entre especies y la conformación de agrupaciones entre A. arborescens y A. succotrina, seguida por A. vera y la separación de A. chinensis y A. saponaria como un grupo aparte. Adicionalmente, se observaron diferencias en la asimetría cariotípica y en el número y posición de constricciones secundarias. Se discute la variabilidad cariotípica interespecífica en función de posibles reordenamientos cromosómicos.

Autor: Zuluaga,Nora Alejandra

La preeclampsia es considerada un problema de salud pública debido a su alta prevalencia. Muchas investigaciones coinciden en que su origen se relaciona con la interacción entre factores genéticos y ambientales. Por esta razón, múltiples estudios han explorado tales factores genéticos tratando de identificar regiones cromosómicas y genes candidatos cuyas variantes se relacionen con una mayor susceptibilidad a la enfermedad. Diversos estudios de asociación han identificado algunos genes de susceptibilidad a la preeclampsia, pero los resultados no se han replicado consistentemente en todas las poblaciones, quizá por su complejidad clínica y genética. El levantamiento de mapas de genes y regiones cromosómicas basado en análisis de ligamiento ha mostrado resultados interesantes con algunos marcadores en los cromosomas 2 y 4. En este sentido, hay muchas expectativas con respecto a los genes localizados en tales regiones candidatas, debido a que la identificación de los factores de riesgo genético podría ayudar al entendimiento de esta condición y en proveer claves para su prevención y tratamiento.

Autor: IMERY BUIZA,José

El objetivo del presente trabajo es verificar la existencia de anormalidades cromosómicas asociadas a la baja fertilidad del polen en Aloe vera. El estudio se realizó a partir del aplastamiento de anteras inmaduras fijadas en etanol-acético y coloreadas con orceína. La viabilidad del polen se determinó en microcultivos de agar y sacarosa. Las anormalidades más frecuentes en meiosis I fueron: quiasmas persistentes entre homólogos grandes y desplazamiento precoz de cromosomas pequeños, uno o más puentes dicéntricos solitarios o acompañados con fragmentos acéntricos. En meiosis II, se observó la presencia ocasional de puentes y fragmentos, además de microsporas adicionales en la etapa de tétradas. Rupturas cromosómicas, errores de entrecruzamiento e inversión paracéntrica heterocigótica entre homólogos de mayor tamaño se discuten como posibles causas de las irregularidades meióticas observadas.

Autor: Alzate,Mónika M

En el presente trabajo se realizó la caracterización citogenética de búfalos por bandas R-replicativas, con el fin de conocer su número cromosómico, para así realizar su clasificación ya sea como búfalo de río o de pantano. También se buscó la existencia de híbridos, los cuales podrían ser un obstáculo al implementar programas de reproducción de estos animales, dado que los búfalos son una excelente alternativa debido a la alta producción de leche y carne que ofrecen, además de ser muy eficientes en trabajos de tracción. Se muestrearon 25 ejemplares, 13 machos y 12 hembras de los cuales se realizaron cultivos celulares de linfocitos de sangre periférica estimulados con fitohemaglutinina y tratados con un pulso terminal de 5-bromo2´-deoxiuridina (BrdUrd) para obtener extendidos cromosómicos y obtener bandas R-replicativas. El análisis citogenético de cada una de las muestras reveló un número diploide de 2n=50, lo que los clasifica como búfalos de río (Bubalus bubalis). El ordenamiento del cariotipo de los cromosomas homólogos fue clasificado de acuerdo a la nomenclatura internacional de la siguiente manera: 1 par acrocéntrico, 3 pares submetacéntricos, 1 par metacéntrico y 19 subtelocéntricos, incluyendo los cromosomas sexuales X y Y. El número total de los cromosomas se distribuyó en 3 grupos: grupos A y B autosómicos y el par sexual, ordenados de mayor a menor. De los resultados analizados, no se obtuvieron individuos producto del cruce entre parentales con número cromosómico diferente.