Lunes, 28 de julio de 2014
principio de uniformidad de la naturaleza (PUN)

Autor: Manrique Bonilla,Jesús Antonio

Desde su inicio, el Uniformismo² geológico de Hutton y Lyell se ha considerado una noción inductiva problemática y confusa epistemológicamente hablando. La mayoría de las críticas e intentos de clarificación han resultado vagos y contradictorios, lo que coincide con el hecho de que se hayan formulado también desde un enfoque inductivo. Basado en algunas afirmaciones de sus proponentes, en las ideas del filósofo K. R. Popper respecto a la insostenibilidad lógica de la inducción y en tres casos de estudio, se intenta mostrar que los problemas epistemológicos del Uniformismo surgen precisamente de creerlo una generalización inductiva y de tratar de solucionar sus dificultades desde ese mismo enfoque. Se propone entonces una solución en la que se libera al principio de uniformidad de cualquier rasgo inductivo mostrando, desde Popper, que éste no es más que una conjetura metafísica, una hipótesis de trabajo reducible al postulado de la invariancia de las leyes naturales en el tiempo y el espacio. Desde esta visión, su validez, carácter y estatus epistemológico pueden dejar de ser confusos. En este sentido, el tratamiento epistemológico correcto para el Uniformismo no será el inductivo sino el deductivo.

Autor: Manrique Bonilla,Jesús Antonio

Desde su inicio, el Uniformismo² geológico de Hutton y Lyell se ha considerado una noción inductiva problemática y confusa epistemológicamente hablando. La mayoría de las críticas e intentos de clarificación han resultado vagos y contradictorios, lo que coincide con el hecho de que se hayan formulado también desde un enfoque inductivo. Basado en algunas afirmaciones de sus proponentes, en las ideas del filósofo K. R. Popper respecto a la insostenibilidad lógica de la inducción y en tres casos de estudio, se intenta mostrar que los problemas epistemológicos del Uniformismo surgen precisamente de creerlo una generalización inductiva y de tratar de solucionar sus dificultades desde ese mismo enfoque. Se propone entonces una solución en la que se libera al principio de uniformidad de cualquier rasgo inductivo mostrando, desde Popper, que éste no es más que una conjetura metafísica, una hipótesis de trabajo reducible al postulado de la invariancia de las leyes naturales en el tiempo y el espacio. Desde esta visión, su validez, carácter y estatus epistemológico pueden dejar de ser confusos. En este sentido, el tratamiento epistemológico correcto para el Uniformismo no será el inductivo sino el deductivo.