Martes, 23 de septiembre de 2014
segmentos corporales

Autor: Hernández-Hernández,Rosa Armenia

. Se evaluaron 344 adultos mayores institucionalizados (152 hombres y 192 mujeres). Se midió la estatura, la altura de rodilla, el largo de tibia, la brazada y la media brazada; a fin de identificar cual de estas variables es la más adecuada para estimar la estatura en adultos mayores. Se calculó la estadística descriptiva y para verificar las diferencias entre sexo y grupo de edad, se aplicó una prueba "t" de Student considerando como significancia estadística p ≤ 0,001, p ≤ 0,05 y el análisis de correlación simple de Pearson para obtener la asociación entre la talla y los segmentos corporales estudiados. Se evidenció dimorfismo sexual con predominio masculino en todas las variables (p ≤ 0,001). Las mujeres de 60-79 años fueron más altas que las de 80 y más años (p ≤ 0,05). La altura de rodilla mostró la mayor correlación con la talla en los hombres y para las mujeres esta variable evidenció correlaciones más bajas, especialmente en el grupo de 80 ños y más. La brazada obtuvo la mayor asociación con la talla para el sexo femenino. El largo de tibia resultó ser el segmento con las más bajas correlaciones con la talla tanto en hombres como mujeres. Estos resultados sugieren la necesidad de desarrollar ecuaciones de predicción, utilizando la altura de rodilla por ser la que obtuvo la mayor asociación con la talla.

Autor: Kaufer-Horwitz,Martha

La estructura ósea y la composición corporal pueden alterarse ante agresiones en períodos críticos del crecimiento ocasionando propensión para efectos adversos posteriores. El estudio exploró la asociación de la longitud de segmentos corporales y la composición corporal con la presión arterial sistólica (PAS) y diastólica (PAD) en adultos jóvenes. Se estudiaron 166 hombres y 246 mujeres de 20-34 años. Se evaluó PAS y PAD, peso, estatura, talla sentado, perímetros (cintura, cadera), anchuras (biacromial, bicrestal) y panículos (bicipital, tricipital, subescapular, suprailíaco). Se calcularon índices de masa corporal (IMC), cintura-cadera (ICC), córmico, cintura-estatura y la sumatoria panículos-estatura. Se estimaron correlaciones de Pearson y modelos de regresión lineal por sexo para PAS y PAD. La mayoría de las correlaciones con PAS y PAD fueron significativas. La PAS y PAD se explicaron por variables de masa (peso e IMC) y óseas (anchura bicrestal) en mujeres (15.4 y el 10.8% de la varianza). En hombres, PAS y PAD se explicaron por indicadores de masa (peso), adiposidad (sumatoria de panículos) y distribución de grasa (ICC) (20% de la varianza). No se encontró asociación de indicadores de desnutrición pasada con presión arterial. La anchura bicrestal, peso e IMC en mujeres y peso, ICC y la sumatoria de panículos en hombres tuvieron asociación significativa con presión arterial. Es necesario explorar la utilidad de la anchura bicrestal para la evaluación de riesgo de hipertensión arterial en mujeres